De la mano del justo

Cuando el mundo anda alborotado ante un virus silente, asesino y con corona, esta breve campanita simplemente recuerda la vacuna esencial que dota nuestra sanación y salvación: Jesucristo, no por azar coronado con nuestras espinas de pecado, a quien debemos entregarnos día a día, y en particular en estos días del blanco y negro enmendador de la Cuaresma …

… Pues, como se ha explicado, por ejemplo aquí, aquí y aquí, no existe otra manera, tal y como lo reitera San Pedro elocuentemente, y lleno de Espíritu Santo, “Él es la piedra que vosotros, los constructores, habéis despreciado y que se ha convertido en piedra angular. Porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos” (Hch 4:11, 12).

Así pues, recordando que el mismo Pedro asió la mano de Él cuando se hundía en medio de su propia incertidumbre (Mt 14:22—33), hagamos lo que los expertos nos digan que debamos hacer pero sin olvidar, ni un instante, quién es quien nos proporciona el verdadero impulso.

¡Que la canción a continuación sirva para animar y que su coro se vuelva viral!

CON IMPULSO

¡Caminando de su mano!

Sólo un camino, sólo Él: el justo…

Pa ’lante te digo ay sí,
pa’ lante repito bien,
insiste, mantén tu fe
no dudes, sacúdete eé.

Pa’ lante coro del ser,
pa’ lante el fiel creer,
procede, confía en Él
ahora, entrégate eeeé.

Pa’ lante en donde estés
pa’ lante siguiéndole,
corrige, ay haz el bien
no mientas, sincérate eé.

Pa’ lante te digo ay sí
pa’ lante ay como aquel,
pues solo con su poder
la vida ay puede ser eeeé.

Puente de paz…

Siempre con impulso
de la mano del justo,
ae ae eé
así no hay disgusto.

No pierdas el pulso
únete con el justo,
ae ae eá
y así se va el susto.

Oye bien…

Siempre con impulso
de la mano del justo,
ae ae eé
así vives con gusto.

No pierdas el pulso
únete con el justo,
ae ae eá
y así logras indulto.

Para seguir el pulso…

Siempre con impulso
de la mano del justo.

Pa’lante oye con todo impulso,
ay no te pierdas únete al justo.

No pierdas el pulso
únete con el justo.

Pa’lante mira nunca pa’trás,
el justo oye siempre te da.

Siempre con impulso
de la mano del justo.

Pa’lante oye con el buen pulso,
no ay coronita que gane al justo.

No pierdas el pulso
únete con el justo.

Pa’lante mira al cielo y ya está,
el justo oye sana e verdad.

Shanti Setú…

Siempre con impulso
de la mano del justo,
ae ae eé
así no hay disgusto.

No pierdas el pulso
únete con el justo,
ae ae eá
y así se va el susto.

Oye bien…

Siempre con impulso
de la mano del justo,
ae ae eé
así vives con gusto.

No pierdas el pulso
únete con el justo,
ae ae eá
y así logras indulto.

Puente de paz…

Y aumenta el impulso…

Siempre con impulso
de la mano del justo.

Pa’lante oye con fe vital,
el justo vence ay pierde el mal.

No pierdas el pulso
únete con el justo.

Pa’lante mira ay con el justo,
su sacrificio provee el indulto.

Siempre con impulso
de la mano del justo.

Pa’lante oye y sin disgusto,
ay no te dejes, no tengas susto.

No pierdas el pulso
únete con el justo.

Pa’lante mira ay no hay más ná,
el justo dice tranquilidad.

Otra vez…

No lo olvides…

Siempre con impulso
de la mano del justo,
ae ae eé
así no hay disgusto.

No pierdas el pulso
únete con el justo,
ae ae eá
y así se va el susto.

Oye bien…

Siempre con impulso
de la mano del justo,
ae ae eé
así vives con gusto.

No pierdas el pulso
únete con el justo,
ae ae eá
y así logras indulto.

Shanti Setú…

Siempre con impulso…

¡Es tuya Juan de Marcos!

(Abril 2012/Marzo 2020)

Un fragmento de la canción a capela se puede escuchar aquí…

Esta entrada fue publicada en Campanitas. Guarda el enlace permanente.